Foros de discusión de Catholic.net :: Ver tema - crisis de fe
Foros de discusión
El lugar de encuentro de los católicos en la red
Ir a Catholic.net


Importante: Estos foros fueron cerrados en julio de 2009, y se conservan únicamente como banco de datos de todas las participaciones, si usted quiere participar en los nuevos foros solo de click aquí.
crisis de fe

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Preguntas y Respuestas acerca del Catolicismo
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
AURORA
Invitado





MensajePublicado: Sab Mar 03, 2007 5:09 pm    Asunto: crisis de fe
Tema: crisis de fe
Responder citando

las crisis de fe , ¿son indispensables para crecer y madurar en ella?
Volver arriba
Leandro del Santo Rosario
Moderador
Moderador


Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 3567
Ubicación: Buenos Aires, Argentina.

MensajePublicado: Dom Mar 04, 2007 1:09 am    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

Hola Aurora Smile ¿Podrías desarrollar 'crisis de fe'?
_________________

+ Si rezas el rosario diario o tienes el firme propósito de comenzar esta práctica de vida de santidad, únete al grupo en el Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=65358051689 +++ A.M.D.G.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Maellus haereticorum
Veterano


Registrado: 03 Oct 2005
Mensajes: 1775

MensajePublicado: Dom Mar 04, 2007 4:04 am    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

AURORA escribió:
las crisis de fe , ¿son indispensables para crecer y madurar en ella?




Solo te puedo decir que las "crisis de fe" son parte del camino y de la entrega a Dios.

Quiero compartir con vos otro testimonio, el de una persona que a pesar de tener una misión directa de Dios, también entró en una crisis de fe...una crisis muy fuerte: El profeta Jeremías.

El santo profeta era una persona tímida y tranquila, realmente muy tímida, pero Dios le mandó a profetizar desastres para su patria, algo que le atrajo el odio de su gente.

Y fue esa misión la que hizo que el profeta entrara en su crisis:

Jer 15, 10-18 "¡Ay de mí, madre mía, pues me engendraste, soy objeto de querella y de contienda para toda la tierra! A nadie presté, nadie me prestó, y, sin embargo, todos me maldicen. ¿En verdad, ¡oh Yahvé! soy culpable? En el tiempo del infortunio y de la angustia, ¿no te rogaba por el bien de los que me odian? ¿Se puede romper el hierro, el hierro del norte y el bronce? ... ¿Por qué ha de ser perpetuo mi dolor, y mi herida, desahuciada, rehusa ser curada? ¿Vas a ser tú para mí como (torrente) falaz, cuyas aguas no son seguras?"

Ahí empezó la crisis para el profeta Jeremías...crisis que le atormentaba siempre:

Jer 20, 7.9-18 "Tú me sedujiste, ¡oh Yahvé! y yo me dejé seducir. Tú eras el más fuerte, y fui vencido. Ahora soy todo el día la irrisión, la burla de todo el mundo. Y aunque me dije: “No me acordaré de él, no volveré a hablar en su nombre,” es dentro de mí como fuego abrasador, encerrado dentro de mis huesos, y me he fatigado por soportarlo, pero no puedo. Pues he oído calumnias de muchos: “¡Terror por doquier!” “Delatadle, delatémosle” . Todos mis amigos acechan mi traspié: “¡Quizá se deje seducir! y podamos con él, ¡y nos vengaremos de él!” Pero Yahvé está conmigo como fuerte guerrero; por eso mis perseguidores tropezarán y no triunfarán, serán enteramente confundidos, porque no prosperaron, con perpetua ignominia, que nunca se olvidará." ...." Maldito el hombre que alegre anunció a mi padre: “Te ha nacido un hijo varón,” llenándole de gozo. Sea ese hombre como las ciudades que Yahvé destruyó sin compasión, donde por la mañana se oyen gritos, y al mediodía alaridos. ¿Por qué no me mató en el seno materno, y hubiera sido mi madre mi sepulcro, y yo preñez eterna de sus entrañas?¿Por qué salí del seno materno para no ver sino trabajo y dolor y acabar mis días en la afrenta ?"


Jeremías cayó en una severa depresión, que le llevó a uno de los textos más patéticos que se han escrito...y que resumen el estado de ánimo de muchos cristianos en las pruebas:

Jer 15, 18 "¿Por qué ha resultado mi penar perpetuo, y mi herida irremediable, rebelde a la medicina? ¡Ay! ¿serás tú para mí como un espejismo, aguas no verdaderas?"

En esas crisis de fe caemos en la tentación de pensar que Dios es un espejismo o que no nos ama. Nos olvidamos de esto:

Pro 3, 11-12 "No desdeñes, hijo mío, las lecciones de tu Dios; no te enoje que te corrija, porque al que Dios ama le corrige, y aflige al hijo que le es más caro".

Cuando Dios nos corrige y nos fatigan los problemas es que empeizan esas "crisis"...y todo por que queremos que Dios mágicamente nos resuelva todo de una sola vez. Y por más que oramos, Dios calla, y nos confundimos más, cumpliéndose la Escritura que dice:

Salmo 30, 7: "Escondiste tu rostro, quedé desconcertado".

Y es cuando el silencio de Dios nos desconcerta que vienen las crisis. Yo pienso que las crisis son tentaciones que se dan ante el silencio de Dios.

Cristo nos enseñó a orar diciendo: "No nos dejes caer en la tentación". Cristo no nos enseñó "No nos des tentaciones"...nos enseña a pedirno caer en ellas.

Las crisis vendrán muchas veces...debemos orar para no ser vencidos por ellas.
_________________


Ultima edición por Maellus haereticorum el Jue Mar 08, 2007 6:42 am, editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
AURORA
Invitado





MensajePublicado: Dom Mar 04, 2007 4:24 am    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

mi querido maellus , hermoso relato !!!!!!!!!!!!!!

DIOS TE BENDIGA .
Volver arriba
EduaRod
Veterano


Registrado: 21 Ene 2006
Mensajes: 3275

MensajePublicado: Dom Mar 04, 2007 7:02 am    Asunto: Re: crisis de fe
Tema: crisis de fe
Responder citando

AURORA escribió:
las crisis de fe , son indispensables para crecer y madurar en ella?


Estimada en Cristo hermanita mayor:

Pues me parece que las pocas excepciones que pueda haber serían más la excepción que confirma la regla que otra cosa, pues San Pablo nos advierte:

Cita:
Pues Dios encerró a todos los hombres en la rebeldía para usar con todos ellos de misericordia.
Romanos 11, 32


En una ocasión un sacerdote me contaba algo interesante que nos ayudará a comprenderlo:

Resulta que en su congregación realizan una actividad curiosa dentro de los retiros que regularmente organizan para los sacerdotes: les impiden celebrar la Santa Misa durante un día.
Seguramente en su vida ordinaria hay muchos días en los que por una razón u otra no pueden tampoco celebrar la Santa Misa. Pero eso es diferente, pues la misma distracción que les impide celebrar la Misa (p.ej. estar viajando de un continente a otro) les impide también reflexionar seriamente sobre ello.
Pero el contexto del retiro es distinto: están ahí precisamente para profundizar en su relación con Dios. Por eso resulta terriblemente contrastante el no poder unirse a Él en la Eucaristía durante ese día, ¡y hay tiempo para reflexionar sobre ello!
Como podrás adivinar, el objetivo de todo esto es generar una especie de "crisis espiritual controlada". Es decir, que el sacerdote experimente la falta de Dios y sus consecuencias de manera completamente consciente.

Y esto se hace necesario precisamente porque la costumbre de tener a Dios siempre con nosotros nos puede muy fácilmente hacer caer en una falsa complacencia en la cual no nos demos cuenta de la profunda necesidad que tenemos de Él siempre.
Su presencia no la vemos ya como un don de su Amor, sino la comenzamos a ver como un patrimonio, como algo que hemos merecido por medio de nuestra fidelidad y que, por tanto, nos pertenece.
La consecuencia de esto es una soberbia complaciente que se siente auto-suficiente y que no busca y agradece ya la presencia de Dios, sino la demanda y exige como justo premio a su buen comportamiento. Es la tentación de Job:

Cita:
¡Oh! ¿quién hará que se me escuche? Esta es mi última palabra: ¡respóndame Sadday! El libelo que haya escrito mi adversario pienso llevarlo sobre mis espaldas, ceñírmelo igual que una diadema.
Del número de mis pasos voy a rendirle cuentas, como un príncipe me llegaré hasta él.
Si mi tierra grita contra mí, y sus surcos lloran con ella, si he comido sus frutos sin pagarlos y he hecho expirar a sus dueños, ¡en vez de trigo broten en ella espinas, y en lugar de cebada hierba hedionda! Fin de las palabras de Job.
Job 31, 35-40

Job se cree inocente e inmerecedor de las calamidades que le han aquejado, por lo que demanda respuesta a Dios (Sadday) en la que exige que se le muestre en dónde ha faltado, de tal suerte que está dispuesto a reconocer su error si es que hay tal en su actuar y a soportar las consecuencias.
A primera vista parecería justo su reclamo: si hay falta acepta el castigo; pero al analizar la contraparte de la propuesta nos percatamos de inmediato dónde está el pecado: si no hay falta exige de Dios el cumplimiento de su Alianza y el cese de sus males.
Así pues, Job ya no agradece a Dios por su bondad, sino se ha erigido en demandante y hasta en juez del Señor.

Sin embargo, el joven Elihú, quien asiste a la discusión entre Job y los tres amigos que habían ido a tratar de consolarle por sus desgracias, no puede tolerar este arrebato de soberbia e interpela a Job de esta manera:
Cita:
Aquellos tres hombres dejaron de replicar a Job, porque se tenía por justo.
Entonces montó en cólera Elihú, hijo de Barakel el buzita, de la familia de Ram. Su cólera se inflamó contra Job, porque pretendía tener razón frente a Dios; y también contra sus tres amigos, porque no habían hallado ya nada que replicar y de esa manera habían dejado mal a Dios.
Mientras hablaban ellos con Job, Elihú se había mantenido a la expectativa, porque eran más viejos que él.
Pero cuando vio que en la boca de los tres hombres ya no quedaba respuesta, montó en cólera.
Tomó, pues, la palabra Elihú, hijo de Barakel el buzita, y dijo: Soy pequeño en edad, y vosotros sois viejos; por eso tenía miedo, me asustaba el declararos mi saber.
Me decía yo: Hablará la edad, los muchos años enseñarán sabiduría.
Pero en verdad, es un soplo en el hombre, es el espíritu de Sadday lo que hace inteligente.
No son sabios los que están llenos de años, ni los viejos quienes comprenden lo que es justo.
...
Ten a bien, Job, escuchar mis palabras, presta oído a todas mis razones.
Ya ves que he abierto mi boca, en mi paladar habla mi lengua.
Mi corazón dará palabras cuerdas, la pura verdad dirán mis labios.
El soplo de Dios me hizo, me animó el aliento de Sadday.
Si eres capaz, replícame, ¡alerta, ponte en guardia ante mí!
Mira, soy como tú, no soy un dios, también yo de arcilla fui plasmasdo.
Por eso mi terror no te ha de espantar, no pesará mi mano sobre ti.
No has hecho más que decir a mis propios oídos, pues he oído el son de tus palabras :
Puro soy, sin delito; limpio estoy, no hay culpa en mí.
Pero él inventa contra mí pretextos, y me reputa como su enemigo; mis pies pone en el cepo, espía todas mis sendas.

Pues bien, respondo, en esto no tienes razón, porque Dios es más grande que el hombre.
¿Por qué te querellas tú con él porque no responda a todas tus palabras?
Habla Dios una vez, y otra vez, sin que se le haga caso.

...
Elihú reanudó su discurso y dijo:
¿Crees que eso es juicioso, piensas ser más justo que Dios, cuando dices: ¿Qué te importa a ti, o de qué me sirve a mí no haber pecado?
Yo te daré respuesta, y contigo a tus amigos.
¡Mira a los cielos y ve, observa cómo las nubes son mas altas que tú!
Si pecas, ¿qué le causas?, si se multiplican tus ofensas, ¿qué le haces?
¿Qué le das, si eres justo, o qué recibe él de tu mano?
A un hombre igual que tú afecta tu maldad, a un hijo de hombre tu justicia.
Job 32, 1-9; 33, 1-14; 35, 1-8


El discurso de Elihú es mucho más largo, demasiado como para ponerlo completo aquí, pero estas palabras dan cuenta del sentido del mismo. Pero una vez que Elihú ha hablado con sensatez, Dios mismo se presenta ante Job para respaldar las palabras de Elihú y hacerle terminar de ver lo insensato de su soberbia:
Cita:
Yavé repondió a Job desde el seno de la tempestad y dijo:
¿Quién es éste que empaña el Consejo con razones sin sentido?
Ciñe tus lomos como un bravo: voy a interrogarte, y tú me instruirás.
Dónde estabas tú cuando fundaba yo la tierra? Indícalo, si sabes la verdad.
¿Quién fijó sus medidas? ¿lo sabrías? ¿quién tiró el cordel sobre ella?
...
Y Yavé se dirigió a Job y le dijo:
¿Cederá el adversario de Sadday? ¿El censor de Dios va a replicar aún?
Job 38, 1-5; 40, 1-2


El arrepentimiento de Job no se hace esperar:
Cita:
Y Job respondió a Yavé:
Sé que eres todopoderoso: ningún proyecto te es irrealizable.
Era yo el que empañaba el Consejo con razones sin sentido. Sí, he hablado de grandezas que no entiendo, de maravillas que me superan y que ignoro.
(Escucha, deja que yo hable: voy a interrogarte y tú me instruirás.)
Yo te conocía sólo de oídas, mas ahora te han visto mis ojos.
Por eso me retracto y me arrepiento en el polvo y la ceniza.
Job 42, 1-6


Asi pues, podemos ver como Job, a fuerza de vivir en una estabilidad espiritual había caido en verdad en la soberbia de pensar que era su propia justicia y no la bondad de Dios la que aseguraba su prosperidad y felicidad.

Y es esta misma soberbia la que con toda facilidad golpea al sacerdote que se acostumbra a celebrar la Santa Misa día con día, como parte de su rutina, sin detenerse ya a contemplar el grandioso misterio del que Dios hace partícipes a los hombres por medio de sus manos.
Y también la misma soberbia que con toda facilidad golpea al fiel cristiano de toda condición que, a fuerza de practicar virtudes durante su vida, piensa que son ellas las que le salvarán y no la Gracia de Nuestro Señor Jesucristo.

Por eso es una gran cosa esta costumbre que tienen estos buenos monjes de mantener por medio de estos retiros la plena conciencia en sus sacerdotes de lo gratuita y necesaria que es para nosotros la gracia de Dios.

Es por esto mismo que a veces, con nuestra soberbia, no dejamos otra salida a Dios que la de permitirnos caer en una crisis espiritual con el fin de que, tras nuestra rebeldía, nos demos finalmente cuenta de la profunda necesidad que siempre tuvimos de Él al ver manifestada su misericordia.

Que Dios te bendiga.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
AURORA
Invitado





MensajePublicado: Dom Mar 04, 2007 5:46 pm    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

que bueno eduardo ....................

sabes lo mucho que te quiero ...............
DIOS TE BENDIGA .
Volver arriba
Simón Alemán
Veterano


Registrado: 15 Jun 2006
Mensajes: 1742
Ubicación: Panama

MensajePublicado: Sab Mar 17, 2007 2:12 am    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

Son necesarias las crisis de fe o pruebas porque nos ayuda a retomar el camino por medio de la humildad y evitan que caigamos en sobervia.

Saludos en Cristo,
_________________
La medida del amor es amar sin medida.(San Agustín)


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Javier GLC
Constante


Registrado: 03 Sep 2006
Mensajes: 541

MensajePublicado: Dom Mar 18, 2007 8:12 am    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

Saludos hermanos y hermanas,

¿Quieren decir las exposiciones de Maellus y EduaRod que la crisis de fe de que se habla es una crisis de fe que tiene por sobreentendido que Dios existe?

Si es así, ¿qué opinión tienen respecto a crisis de fe donde la falta de manifestación de Dios hace que alguien resbale al mundo que va pasando? Aún si así sucediera, ¿creen que es posible que haya un regreso a la fe? ¿Existen los medios religiosos para permitir tal suceso?

Dios les bendiga en el Señor,
Javi
_________________
No lo voy a negar, no lo voy a esconder, mas bien lo declararé a viva voz y con todo el gozo que imbuye mi ser: ¡AMO A LA IGLESIA CATÓLICA CON TODo MI SER Smile
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Simón Alemán
Veterano


Registrado: 15 Jun 2006
Mensajes: 1742
Ubicación: Panama

MensajePublicado: Dom Mar 18, 2007 3:21 pm    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

Javier Gonzalo López C. escribió:
Saludos hermanos y hermanas,

¿Quieren decir las exposiciones de Maellus y EduaRod que la crisis de fe de que se habla es una crisis de fe que tiene por sobreentendido que Dios existe?

Si es así, ¿qué opinión tienen respecto a crisis de fe donde la falta de manifestación de Dios hace que alguien resbale al mundo que va pasando? Aún si así sucediera, ¿creen que es posible que haya un regreso a la fe? ¿Existen los medios religiosos para permitir tal suceso?

Dios les bendiga en el Señor,
Javi


Este tipo de crisis de fé sucede generalmente en las personas que buscan solo a Dios en los sobrenatural. Hay que aprender a apreciar a Dios en lo natural como lo hacia San Francisco de Asís.

Dichoso el que creyo sin ver.

Saludos en Cristo,
_________________
La medida del amor es amar sin medida.(San Agustín)


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Javier GLC
Constante


Registrado: 03 Sep 2006
Mensajes: 541

MensajePublicado: Lun Mar 19, 2007 6:16 pm    Asunto:
Tema: crisis de fe
Responder citando

Hermano Simón,

Gracias por presentar mi interrogante con una opción de perspectiva más apropiada. La naturaleza da buen testimonio de la bondad de Dios. ¡Cuidemosla dignamente!

Que Dios le bendiga,
J
_________________
No lo voy a negar, no lo voy a esconder, mas bien lo declararé a viva voz y con todo el gozo que imbuye mi ser: ¡AMO A LA IGLESIA CATÓLICA CON TODo MI SER Smile
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Preguntas y Respuestas acerca del Catolicismo Todas las horas son GMT
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group
© 2007 Catholic.net Inc. - Todos los derechos reservados